De dolor a dolor. La lucha sigue. Pésame a Xochicuautla

LEER             PÉSAME. De: Las zapatistas y los zapatistas del EZLN. “No hemos salido del dolor y rabia del compañero Galeano y nuestro compañero David, por...

LEER             PÉSAME. De: Las zapatistas y los zapatistas del EZLN.

“No hemos salido del dolor y rabia del compañero Galeano y nuestro compañero David, por apoyarnos, acompañarnos, darnos fuerza y con su esfuerzo llegó y estuvo, nos vio, nos escuchó, y de pronto nos dejó. Por causa de un accidente en que se golpeó en la cabeza, se nos fue el compañero David a donde está el compañero Galeano”.

 

LEER              COMPARTICIÓN CON CNI.

SU NOMBRE DEL COMPAÑERO FALLECIDO ES DAVID RUIZ GARCÍA, DEL PUEBLO ORIGINARIO ÑHAÑÚ, DE LA COMUNIDAD SAN FRANCISCO XOCHICUATLA, MUNICIPIO DE LERMA, EN EL ESTADO DE MÉXICO, MÉXICO.

ESTE COMPAÑERO DAVID NO MURIÓ POR ANDAR DE PASEO, SINO QUE CUMPLIENDO SU DEBER DE LA MISIÓN QUE LE DIERON SUS COMPAÑERAS Y COMPAÑEROS DE SU PUEBLO Y DEL CONGRESO NACIONAL INDÍGENA, QUE ES DE ACOMPAÑARNOS COMO ZAPATISTAS QUE SOMOS EN EL HOMENAJE A NUESTRO COMPA GALEANO.

POR ESO HEMOS PENSADO DE HONRAR SU MEMORIA DE ESTE COMPAÑERO, PONIENDO SU NOMBRE EN ESTA PRIMERA COMPARTICIÓN DE PUEBLOS ORIGINARIOS DE MÉXICO Y PUEBLOS ZAPATISTAS.

ASÍ QUE ESTA COMPARTICIÓN TIENE POR NOMBRE:

COMPARTICIÓN ENTRE CONGRESO NACIONAL INDÍGENA Y PUEBLOS ZAPATISTAS “COMPAÑERO DAVID RUIZ GARCÍA”

 

[Un cuento de Xochicuautla]

El cerro de la Verónica y el cerro de la Campana estaban enamorados; hablaban muy seguido, hablaban con dura ternura, hablaban de amor a todas horas haciendo gran estruendo por todo el aire. Resulta que unos seres muy ruidosos llamados humanos llegaron a vivir justo en medio de ellos. De tantas voces que empezaron a darse los humanos los cerros tuvieron que callar, pues ya no se escuchaban. En un delirio de amor y nostalgia, los dos cerros se sacudieron intentando tocarse con ruido entre los humanos, pero estos empezaron a dar más grandes voces y gritos de miedo. Sin embargo, la sacudida no fue en vano, los humanos se dieron cuenta de que habían llegado a interrumpir un fluir natural de palabras y cariño. Decidieron entonces llevar de un lado a otro los mensajes de amor de los cerros.

Desde entonces las palabras viajan en forma de humo de copal y los besos fruta en los montes de Xochicuautla, y ese flujo no debe ser interrumpido.

No sólo se comparte con palabras, ¿verdad, compa?

10402734_10152529382392425_2570870661338931116_n