Noti Frayba: #Despojo territorial. Abril 2016

chicoasen-b_n

Pueblos originarios exigen cancelar proyectos que afectan la vida

Pueblos originarios, zoques, tsotsiles, tseltales, tojolabales, zapotecos y representantes de organizaciones sociales, acompañados por centros de derechos humanos nacionales e internacionales se reunieron en Chicoasen, Chiapas, del 12 al 15 de abril de 2016, durante el Encuentro: Transformación No Violenta de Conflictos en Defensa de Nuestros territorios.

En su pronunciamiento exigen cancelar proyectos que afectan la vida, la cultura y la Madre Tierra. Manifiestan rechazo a las hidroeléctricas y mineras que se intentan imponer bajo engaños, presión y manipulación, violando la autonomía y autodeterminación de los pueblos originarios, de lo que resulta despojo, migración, desplazamiento forzado, muertes, desempleo, división familiar y la pérdida de la cultura indígena, además de impactos ambientales.

Denuncian que en Chicoasen la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas ha llegado a las comunidades a realizar un plan de desarrollo elaborado en conjunto con la Comisión Federal de Electricidad prometiendo inversión y beneficios; y que el Instituto Nacional de Antropología e Historia ha dado permiso para saquear los vestigios arqueológicos de la zona maya y zoque que se encuentran en ambos lados del río Grijalva. Denuncian también vigilancia y hostigamiento a personas defensoras de derechos humanos, por lo cual responsabilizan al gobierno ante cualquier agresión física.

Las y los afectados de diversos megaproyectos en Chicomuselo, Chicoasen, Huitiupan, Simojovel, Pijijiapan, Las Margaritas y Salto de Agua en Chiapas así como San José del Progreso en Oaxaca, llaman a otras comunidades a no permitir que empresas transnacionales entren a sus tierras: “No se vendan por unos cuantos pesos porque después será muy difícil expulsarlos. La resistencia y defensa sólo y siempre vendrá de abajo”.

No más megaproyectos que destruyen la naturaleza: Abejas de Acteal

Las Abejas de Acteal se pronuncian en contra de los megaproyectos capitalistas que despojan a los pueblos, pretenden destruir la Madre Tierra y generan desplazamiento forzado, así como violencia generalizada, en Chiapas y México. Se solidarizan con comunidades en resistencia como la comunidad indígena otomí de San Francisco Xochicuatla, estado de México, donde el pasado 11 de abril, policías de la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana agredieron a campesinas y campesinos y destruyeron una casa.

Es necesario estar atento para solidarizarnos con nuestros hermanos que tanto sufren por los desplazamientos por el encarcelamiento por la violencia por el despojo de las tierras. También tenemos los casos de los compañeros de la comunidad “Primero de Agosto” en el municipio de las Margaritas que ya cumplieron un año de desplazamiento forzado y el caso de los encarcelados injustamente del ejido de San Sebastián Bachajón, la represión contra el movimiento magisterial en Tuxtla Gutiérrez y en San Cristóbal.

La organización pacifista reivindica los derechos colectivos de los pueblos indígenas,sobre el derecho a la tierra y el territorio, plasmados en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo y las garantías individuales y sociales establecidas en la Constitución mexicana.

Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, 25 de abril de 2016.

Foto: Resistencia en Chicoasén (Alberto Arellano, cortesía Frayba) 
Música: La Tierra, de Pata de Vaca