Comunicado de #COPINH acerca del Asesinato de #BertaCáceres.

La Esperanza, Intibucá, Honduras. 3 de marzo de 2016.

Informamos con el dolor más profundo y sincero el vil asesinato de nuestra compañera, madre, guía, hermana, lideresa y amiga Berta Cáceres, fundadora del COPINH.

Nuestra Berta fue asesinada por las balas de la injusticia, asesinada por el odio y el racismo que gobierna nuestro país.

Hoy lloramos su muerte, así como la de los demás compañeros y compañeras que han muerto en la defensa del Río Gualcarque, de los bienes del pueblos Lenca. Su vida ha sido la de una luchadora, la de una guerrera sin miedo se ha enfrentado a los poderes más perversos de este sistema capitalista, explotador e inhumano.

Este sistema que no entiende de motivos, de luchas, que no entiende de la vida y del respeto a la existencia de las personas que queremos vivir en paz, tranquilos en dignidad, con humanidad plena.

La compañera Berta Cáceres fue recientemente condecorada en Estados Unidos con el premio Goldman por la defensa del medio ambiente en Honduras, esa misma defensa que hoy quieren acallar con su muerte.

Los asesinatos, las amenazas de muerte, la criminalización, la persecución, la estigmatización y la discriminación son hechos con los que el COPINH ha luchado y confrontado desde su misma fundación. Las amenazas a Berta y a los demás miembros de la organización han sido siempre denunciados nacional e internacionalmente. Sin embargo las instituciones hondureñas han hecho absolutamente todo para negar la justicia y la existencia del COPINH.

La compañera Berta tenía medidas de seguridad cautelares de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, aún así su asesinato no fue impedido.

Rechazamos cualquier forma de exculpación por parte del gobierno hondureño, de sus instituciones y de sus órganos opresores, y los culpamos directamente del cruel asesinato de nuestra lideresa.

Sabemos muy bien quienes la mataron, sabemos que fue DESA y el proyecto Hidroeléctrico Agua Zarca Financiados por el Fondo de Desarrollo de los Países Bajos FMO-Banco Holandés, el Finnish Fund for Industrial Cooperation Ltd. FINNFUND de Finlandia, el Banco Centroamericana de Integración Económica, las empresas Siemens y VoithHydro de Alemania, Empresa CASTOR (CASTILLOS TORRES) CONSTRUCTORA CERROS DE COMAYAGUA, el Banco FICOHSA y el grupo empresarial de la familia Atala, el gobierno de los Estados Unidos a través de USAID-Proyecto MERCADO y a SERNA en complicidad con el Gobierno Nacional de Honduras. Estos son los que están detrás de su desaparición física, todos estos tienen las manos llenas de sangre indígena, de sangre Lenca, de sangre de luchadores y luchadoras.

En el COPINH llamamos a la solidaridad nacional e internacional a realizar acciones que contribuyan a frenar y a denunciar estos hechos y política de agresión y de estrategias de las empresas para acaparar y privatizar los bienes comunes y de la naturaleza y de violación sistemática de los derechos del pueblos Lenca.

Llamamos al pueblo hondureño a reunirse en torno a esta tragedia y luchar por nuestros derechos, a expresar que sucesos como estos no pueden ocurrir más.

¡Reafirmamos nuestra lucha por el Río Gualcarque!

¡Reafirmamos nuestro compromiso con la vida!