Exigimos el respeto a nuestros pueblos indígenas, a su cultura,

                                               Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal
                                                 Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal
                                                     Municipio de Chenalhó, Chiapas, México.
 

22 de Octubre del 2017.

Al Congreso Nacional Indígena
Al Concejo Indígena de Gobierno

 

A las Juntas de Buen Gobierno

 

A la Sexta Nacional e Internacional

 

A las y los Defensores de los Derechos Humanos Nacional e Internacional

 

A los Medios Libres, Alternativos, Autónomos o como se llamen

 

A la Prensa Nacional e Internacional

 

A la Sociedad Civil Nacional e Internacional

 

Y a la opinión pública.

 

Hermanas y hermanos:

 

Aquí estamos de nuevo hablando con la humanidad y denunciando la impunidad en el caso de la Masacre de Acteal, sin olvidar los crímenes que el Estado mexicano ha cometido y sigue cometiendo en contra de nuestras hermanas y hermanos de pueblos organizados y no organizados del campo y de la ciudad.

 
Que en esta época de hacer la milpa, al poner cada semilla sobre la Madre Tierra, sea símbolo de Memoria. Que la lluvia y el Corazón de la Tierra y Corazón del Cielo hagan germinar el maíz en milpa abundante, alimento de Vida y Esperanza.

22688321_1494338960660835_8008099386250273519_n

 
Insistimos que la Memoria es Justicia. Cuando un pueblo tiene Memoria, no es fácil de engañarlo porque lucha y construye una justicia verdadera para evitar que crímenes de Lesa Humanidad se sigan cometiendo, es un pueblo que jamás calla.

 
No olvidamos jamás a la mal llamada “Suprema Corte de Justicia de la Nación” su complicidad en la impunidad al dejar en libertad a los paramilitares autores materiales de la Masacre de Acteal durante los años 2009, 2010, 2011, 2012. Desde ese entonces para nosotros la según “casa máxima de justicia” de México, traicionó su honor y sobre todo se burló del nombre y de la sangre de nuestras hermanas y hermanos caídos en Acteal el 22 de diciembre de 1997. Hasta hoy no hay una investigación efectiva que determine la verdad e identifique a los autores intelectuales y materiales que nunca han sido señalados.

 
Estamos a dos meses de conmemorar la Masacre de 45 hermanos y hermanas y más cuatro no nacidos, hermanitos nuestros asesinados por los paramilitares priistas de Chenalhó por órdenes y bajo la guerra de contrainsurgencia diseñado por el Estado mexicano durante el gobierno de Ernesto Zedillo Ponce de León y puesta en marcha por el Plan de Campaña Chiapas 94.

 
Desde Acteal tierra de guardianas y guardianes de la Memoria y la Esperanza, nos solidarizamos con la familia del maestro Galeano asesinado por la gente de la CIOAC-Histórica. Nos dolió al escuchar la palabra de su familia durante el evento del Concejo Indígena de Gobierno (CIG) en Guadalupe Tepeyac de cómo su familia y sus hijos tienen que soportar las calumnias y las burlas de los mismos asesinos, es por eso que hoy les saludamos y les mandamos un abrazo a su corazón para que sean fuertes y, decirles que se debe de hacer justicia por el asesinato cobarde del maestro Galeano, pero una justicia verdadera.

 

Les invitamos a las mujeres y hombres de buena voluntad de México y el mundo a ¡No olvidar! A que juntemos nuestros dolores pero también nuestra Memoria y fuerza para acabar con la mentira y la impunidad que nos imponen los gobiernos de ricos y criminales.

 
Así como ha hablado la compañera Marichuy vocera del CIG que “tenemos que unir esos dolores que tenemos, esas rabias de todo lo que nos han hecho por años”. En realidad, la unidad, el caminar juntos, eso nos hará fuertes para evitar más muertes, más despojos que nos hacen los malos gobiernos asesinos y capitalistas.

 
Desde Acteal y desde estas tierras tsotsiles de Resistencia, Memoria y Esperanza, nos unimos a la compañera Marichuy y del CIG en su denuncia contra el Instituto Nacional Electoral (INE) que a través de esta institución el mal gobierno nos quiere empujar hacia atrás, porque nos tienen miedo a los pueblos organizados y a los hombres y mujeres del campo y de la ciudad que luchamos para acabar con el sistema capitalista neoliberal y con los partidos políticos cómplices de este sistema podrido.

 
Pero como quiera, haga lo que haga el mal gobierno no podrá detenernos, porque cada vez más la gente se organiza y hace conciencia, porque ya vieron que los partidos políticos son corruptos y son todos iguales de mentirosos y vende patrias. Y porque mucha gente que no estaba organizada ya miró, ya se dio cuenta que los partidos políticos su misión es hacer que nos peleamos entre hermanos y hermanas, para que se rompan los tejidos sociales de nuestros pueblos y comunidades, para que no nos demos cuenta de cómo los poderosos transnacionales despojan nuestros territorios y nos explotan, mientras nos entretienen dividiéndonos.

 

Hermanas y hermanos sigamos dando pasos sabios, no caigamos en las trampas y en las mentiras del mal gobierno, porque ya está viendo que nuestra fuerza se está haciendo muy grande. Porque nuestra fuerza que se está juntando no es pasajera, no es temporal como un huracán o sólo de unos minutos como un terremoto, sino, lo que estamos construyendo juntos es duradera, no tiene fecha de caducidad.

 

22552375_1494338973994167_4383934150441192488_n 

Como hemos dicho en otros comunicados y en otros años, no solamente luchamos y denunciamos injusticias dentro de nuestro país, sino también luchar y solidarizarnos con nuestras hermanas y hermanos de otros pueblos de otras naciones que también son víctimas del mismo sistema capitalista neoliberal.

 

Es así que desde Acteal, desde estas tierras mayas nos solidarizamos con nuestros hermanos y hermanas del pueblo Mapuche que son víctimas de represión, criminalización e injusticia de parte del Estado chileno y argentino, nos referimos al caso Luchsinger Mackay.

 

Nos unimos a la exigencia de la familia de Machi Francisca Linconao exigiendo su libertad total y se levante el arresto domiciliario en el que actualmente ella se encuentra. Así mismo, exigimos que sean puestos en inmediata libertad y sin más pretextos los 11 hermanos mapuches acusados falsamente de un delito que jamás cometieron. Nos enteramos por medio de sus comunicados que estos hermanos mapuches el pasado lunes 29 de mayo iniciaron una “huelga de hambre líquida”, y que hasta la fecha llevan más de 100 días su huelga, sin que el Estado proteja y garantice sus derechos. Ante esta situaci

ón nos preocupa que el Estado chileno viole e incumple los derechos fundamentales establecidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos en sus artículos: 8, 9, 10 y 11.

 
Como nos damos cuenta la represión, la persecución, la criminalización, la discriminación y racismo no es sólo en México, sino es contra todos los pueblos originarios organizados que no se callan y defienden su territorio y dicen la verdad. Es por eso que hay que unirnos no nada más en México, sino todos los pueblos del mundo que tenemos el mismo pensamiento de acabar con el sistema capitalista neoliberal que nos explota y nos desprecia.

a su autonomía y a su libre determinación para determinar libremente su condición política, económica, social y cultural.
Hermanas y hermanos de nuevo les hacemos el llamado para que nos acompañen a nuestro XX conmemoración de la Masacre de Acteal y la celebración de los XXV años del nacimiento de nuestra Organización Las Abejas los días 20, 21 y 22 de Diciembre de 2017.

 
Desde Acteal, Casa de la Memoria y la Esperanza.

 

Atentamente

 

La Voz de la Organización de la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal.

 

Por la Mesa Directiva:

 

Vicente Jiménez Sántiz     Antonio Ramírez  Pérez

 

Sebastián Pérez Pérez              Javier Ruiz Hernández
Reynaldo Arias Ruiz                  Sebastián Cruz Gómez