comunicado: comunidad indígena otomí ñuhú de Ayotuxco, cuidadores y cuidadoras del gran Bosque Otomí-Mexica.

 
CNI logo
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Al Concejo Indígena de Gobierno
Al Congreso Nacional Indígena
A la Sexta Nacional e Internacional
A la Red contra la Represión y por la Solidaridad
A los medios libres, autónomos, alternativos o como se llamen
A las compañeras y compañeros que luchan en México y el Mundo
 
Somos la comunidad indígena otomí ñuhú de Ayotuxco, cuidadores y cuidadoras del gran Bosque Otomí-Mexica, participamos en el Frente de Pueblos Indígenas en Defensa de la Madre Tierra, somos parte del Congreso Nacional Indígena, junto con nuestras compañeras y compañeros de San Francisco Xochicuautla y Huitzizilapan resistimos en contra de la guerra que desde arriba la Hidra capitalista nos ha declarado a los pueblos originarios de este país desde hace más de quinientos años, esa que busca exterminarnos como personas y comunidades, pretendiendo destruir lo que es sagrado y a quien tenga el encargo ancestral de defender la vida y la dignidad.
 
La forma que ha adquirido la Hidra aquí en nuestro territorio es la del proyecto carretero privado Toluca-Naucalpan, quien responde a los intereses privados de la empresa AUTOVAN que pertenece al Grupo HIGA, siendo respaldado y promovido por los tres niveles de gobierno, violentando así la ley y los derechos humanos de las y los pobladores. Esta complicidad entre las instituciones de gobierno con la iniciativa privada se da a través de la organización de asambleas ilegales, la corrupción de delegados y comisariados de bienes comunales, aprovechándose de la falta de recursos de algunos pobladores ofreciendo sumas de dinero a cambio de firmas y votos que respalden y mantengan sus formas de muerte.
 
Ante este panorama de despojo y aniquilación de la vida, nosotras y nosotros, mujeres y hombres otomís ñuhú, emprendimos la tarea de informarnos, de juntarnos, de platicarnos y de organizarnos para detener el avance de la destrucción que del sistema capitalista sólo se puede esperar.
 
Fue así que en abril de este año, nuestra comunidad fue notificada de la suspensión total, en nuestro territorio, de la construcción de la autopista privada Toluca-Naucalpan. Este paso fundamental es debido a la resolución del amparo que nuestra comunidad interpuso y que la Magistrada María del Pilar Bolaños Rebollo, del Tercer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Segundo Circuito resolvió que: Así, al resultar fundados los agravios expuestos, debe modificarse la resolución recurrida, y conceder la suspensión definitiva del acto reclamado, en los términos en que fue solicitada en la ampliación de demanda, esto es, para el efecto de que se mantengan las cosas en el estado en el que se encuentran hasta que la sentencia en el juicio principal cause ejecutoria, y no se ejecute la construcción de la citada autopista en el territorio de Santa Cruz Ayotuxco, hasta en tanto se resuelva el juicio de amparo.   
 
Sin embargo,  autoridades federales, estatales y municipales junto con el Grupo Higa, siguen violentando nuestros derechos a la libre determinación, al territorio y a la integridad cultural que tenemos como pueblo indígena, así como a la consulta y al consentimiento que deben ser libres, informados y culturalmente adecuados, esto es así porque aún continúan los trabajos de construcción de la mencionada carretera. 
 
Por ello hacemos de su conocimiento lo que está pasando en nuestro pueblo y señalamos como responsables de esta arbitrariedad a los titulares del Poder Ejecutivo de la Federación, de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (SEDATU),  del Poder Ejecutivo del Gobierno del Estado de México, de la Secretaría de Comunicaciones del Estado de México, del Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (INDAABIN), de la Dirección General de Ordenamiento Territorial y de Atención a Zonas de Riesgo, de la Dirección General de la Propiedad Rural, del Sistema de Autopistas, Aeropuertos, Servicios Conexos y Auxiliares del Gobierno del Estado de México (SAASCAEM) y al Congreso de la Unión entre otros. 
 
A dichas autoridades exigimos que se suspendan todos los trabajos de construcción de la autopista Toluca-Naucalpan en nuestro territorio y que se retiren del mismo. 
 
El permitir que continúe avanzando dicho plan, pone en peligro nuestra existencia como forma de vida, misma que es basada en culturas ancestrales que a lo largo del tiempo y de la historia han protegido, cuidado y preservado a nuestros territorios como los lugares donde la vida está por encima de cualquier precio y lo que los de arriba llaman desarrollo. 
 
Por ello hacemos un llamado a nuestras compañeras y compañeros de lucha y personas de buen corazón y consciencia para que se mantengan atent@s ante lo que pueda suceder en estos días, ya que tenemos la determinación en nuestro caminar de no parar hasta ver nuevamente florecer nuestros bosques que a pesar de que legalmente se tienen las herramientas para detener la destrucción de la que han sido objeto, la cerrazón de los intereses capitalistas continúan sembrando muerte y destrucción, pero como saben, no nos vendemos, no nos rendimos ni claudicamos en la defensa de la vida. 
 
No descansaremos hasta terminar con este o cualquier otro plan que atente contra la vida, no dejaremos de señalar que los pueblos mandan y los gobiernos obedecen, seguiremos caminando bajo los siete principios del Congreso Nacional Indígena, haremos valer lo que histórica y legítimamente nos pertenece como comunidad. 
 
Ante la fuerza de la Hidra Capitalista, nos asiste la razón y el corazón de nuestros pueblos, con ellos iremos y seguiremos buscando los caminos de la libertad para determinar el rumbo de nuestras vidas.    
 
 
Por la reconstitución integral de nuestros pueblos
Nunca más un México sin Nosotros
 
Comunidad Indígena Otomí Ñuhú de Santa Cruz Ayotuxco