Clausuran de manera arbitraria el Espacio Cultural La Karakola en CDMX

De manera arbitraria y violenta, @ManceraMiguelMX clausura la Karakola, denuncia el espacio cultural

México 1 de febrero de 2107. “Nuestro espacio está en peligro, pedimos tu solidaridad. La autonomía es posible”, expresaban el pasado septiembre las y los integrantes del espacio social y cultural La Karakola, un proyecto colectivo y sustentable de la sociedad civil, de la colonia Roma, en la ciudad de México. Este primero de febrero sus integrantes denunciaron la clausura de su local “de manera arbitraria y violenta”, por parte de la policía de Miguel Mancera, gobernador de la ciudad. “Somos un espacio social y cultural. Espacio de creación y de arte. Espacio autogestivo y colectivo. Estaremos aquí afuera de los sellos, buscando soluciones e informando”, compartieron por sus redes sociales.

“A las 10 de la mañana de hoy se presentaron un gran número granaderos, funcionarios de la delegación y Protección civil. Abrieron los locales por la fuerza y aunque no se llevaron cosas, sí pusieron sellos de suspensión de actividades. Ningún funcionario quiso hablar con nosotros”, informaron desde la Karakola.

No es la primera vez que el gobierno de la ciudad de México, desaloja espacios autogestivos, el pasado 22 de noviembre, fue desalojado el espacio cultural Chanti Ollin, por un violento operativo policiaco, ordenado por el gobierno de Miguel Ángel Mancera. El Chanti informó que fueron desalojados por granaderos, que golpearon y se llevaron a 26 de sus miembros y a una menor de tres años de edad.

La Karakola es un espacio “de creación social y cultural incluyente, donde pueden realizarse las másdiversas actividades, desde exposiciones, conciertos, cine-debates, hasta reuniones de trabajo, talleres, reuniones y acciones solidarias de los más diversos núcleos civiles”, indican los activistas sociales en su página web. “La Karakola es un espacio alternativo para diferentes manifestaciones artísticas y para la promoción de la tolerancia, el respeto y la diversidad. Pero sobre todo, es un espacio de organización activa y permanente contra la guerra constantemente acechando a la humanidad”, abundan sus integrantes.

“Participamos en la escuelita zapatista y en el CompARTE, con títeres y un poco de música. Participamos con la Red vs la Represiòn y la Solidaridad en campañas por la libertad de las presas y los presos”, son algunos de los antecedentes que enlistan l@s trabajador@s de la Karakola, local donde también se vende café de las comunidades indígenas zapatistas, del Caracol de Roberto Barrios, Chiapas.

No Comments

Start the ball rolling by posting a comment on this article!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*